viernes, 8 de enero de 2016















REFLEXION FINAL DE UNA ESTUDIANTE AL FINALIZAR EL CURSO DEL SERVICIO DE ESTUDIOS DE LA REALIDAD (SER), SOBRE LA REALIDAD CONTEMPORANEA

Hilda Romero, Salvadoreña, Ingeniera Civil



Hoy en día, vivimos aceleradamente y el stress se ha convertido en un común denominador. En busca de un mejor nivel de vida, nos afanamos tanto que no nos queda tiempo de detenemos por un momento para ver en nuestro interior y reflexionar cómo estamos viviendo. Sin darnos cuenta, el tiempo pasa y nos olvidamos de vivir.

Este curso nos ha ayudado a ir más allá y contemplar la vida, para no dejar que la vida pase simplemente, sino vivirla con verdadero sentido. Hemos leído y aprendido de varios autores acerca de la vida, del ser, el significado de vivir, etc. 

A continuación, voy a compartirles algunas enseñanzas recibidas de tres de ellos:

James Hunter, en su obra La Paradoja,  nos enseña de manera gráfica, sencilla y profunda el sentido práctico para enfrentar el vertiginoso mundo de tantas actividades con una actitud monástica; el apartarse del mundanal ruido para asimilar la vida de hoy, desde otro lugar, nos ayuda a conocernos mejor y a hacer los cambios necesarios en nuestra vida si estamos dispuestos a cambiar.
Este autor nos muestra que aunque tengamos todo lo que anhelamos: familia, brillante profesión, poder,  buena posición social, dinero, trabajo, carros, ropa de moda, viajes, lujo y todo lo que creemos que nos dará la felicidad, aun así, no lograr conseguirla ni para nosotros mismos ni mucho menos para  los demás.   Todo lo que la cultura y la sociedad de consumo nos han vendido como éxito, no garantiza la felicidad.
                                                               
Anthony de Mello, en su libro Autoliberación Interior, nos da muchos aportes sobre la  espiritualidad basada en la realidad de la vida desde la vida cotidiana.
Este fascinante libro, trata de la introspección de la persona, rompiendo las cadenas interiores que impiden la vida para hacerlo con plenitud.  El hombre está dormido, como si en lugar de despertar y poder apreciar lo que lo rodea pierde la oportunidad de ver la realidad.  Sólo el hombre “iluminado” o aquel que comienza a despertarse espiritualmente podrá autoliberarse.  ¿Qué hace falta para despertarse? Fundamentalmente no atarse; no tener apegos hacia nada ni nadie. Sólo así se podrá ver algo nuevo, descubrir lo desconocido.  Vivir sin apegos es vivir por uno mismo, sin las autoexigencias propias, sin hacer caso a las críticas de los demás,  dejando el egoísmo y no anclándose a los recuerdos y añoranzas del pasado.
Nos han programado a ser muy drásticos con nosotros mismos y con los demás. Este libro nos invita a desprogramarnos, a liberarnos, a ser más humanos y a ser más tolerantes.
Humberto Maturana, en El Sentido de lo Humano, nos recuerda que nada de lo que tenemos nos pertenece, tener lo que tenemos no es mérito nuestro, solo es un regalo de la existencia y sólo nos queda el estar agradecidos. 
El punto Central de su libro consiste en afirmar que el convivir del ser humano parte del lenguaje, es decir de la comunicación, y que se logra a través de la interrelación con otros; por lo tanto se puede decir que el ser debe conocerse desde su interior  y que a través de la convivencia  y aceptación logra comprender a los demás.     
Manifiesta que el ser humano está apegado a todo. El estar apegado a las cosas y a las personas nos trae sufrimiento, estamos apegados a todo, incluso nos creemos dueños de la verdad. El apego trae temor a perder lo que creemos “nuestro”, pero en el verdadero amor no hay temor.
El autor nos hace un llamado a desapegarnos y a aprender a amar. Si aprendiéramos a amar habría menos enfermedades. Enfatiza también, que todas las ideologías, teorías y religiones parten de premisas que son aceptables a priori; y que la armonía del convivir se hace en la convivencia, en la aceptación del otro.
Recomiendo el SER porque nos ayuda a abrir la mente y reflexionar sobre la vida para vivirla mejor.
Si tienes problemas, si sufres, si estás apegado a personas y a cosas, si tienes miedo, si crees que tu felicidad depende otra persona, de las situaciones o de tener cosas, entonces, el SER es para ti.

“La vida se escapa y hay que aprovecharla hasta el fondo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido! Tus comentarios y reacciones son bien recibidos