viernes, 3 de enero de 2014

Expertos crean el primer mapa de las emociones en el cuerpo

Estudio determinó qué zonas del cuerpo se activan según los sentimientos, comprobando que en todas las culturas se da igual.
por P. Sepúlveda/M. Jara
  • 0
    20
Decir que se arde de rabia, se sienten mariposas en el estómago al estar enamorado o que se experimenta dolor en el pecho ante una tristeza son más que simples metáforas para describir estados emocionales.
Las emociones controlan no sólo la salud mental, sino también el estado físico del cuerpo. Así lo indica un estudio realizado en Finlandia que establece que todas las emociones tienen una respuesta somática, la que se da en todas las personas de la misma manera, sin importar su cultura.
La investigación tomó a 700 voluntarios de Finlandia, Suecia y Taiwán, quienes fueron enfrentados a 14 emociones, como ira, miedo, asco, felicidad, tristeza o sorpresa. Los voluntarios debían colorear las zonas del cuerpo en las que reportaban sentir cada emoción. Debían usar el rojo para las zonas de mayor sensación y el azul para las de menor actividad. Así, juntando las láminas de todos los participantes, lograron establecer este primer mapa de las emociones en el cuerpo humano.
La mayoría de los participantes (73%) coincidieron en las zonas coloreadas creando mapas de sensaciones corporales. A su vez, los representantes de los distintos países describieron sensaciones similares.
Los resultados muestran que las emociones que más respuesta producen en el cuerpo son las positivas, como el amor y alegría. Estas muestran mapas sensoriales más extensos con mayor tonalidades rojas.
Riitta Hari, experta de la U. de Aalto, que participó en el estudio, explica a La Tercera que es conocido que las emociones están asociadas a diferentes tipos de sensaciones físicas, pero hasta ahora no existía un patrón bien definido para distinguir cada emoción. “Gracias al estudio pudimos ver claramente la topografía del cuerpo según cada emoción”, aclara.
Cuerpo y mente unidos
Pedro Maldonado, científico del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica, indica que la emoción como conducta se relaciona con actividad en el cerebro, pero este órgano no está aislado. “Cuerpo y mente son parte de un mismo organismo, el cerebro conversa permanentemente con el cuerpo”, sostiene.
Y todas esas manifestaciones físicas, dice Maldonado, son los mecanismos biológicos que permiten prepararse para responder al entorno, ya sea para defendernos o para disfrutar de la situación. “Es la señal de que hay que hacer algo. El miedo, por ejemplo, prepara para un posible peligro cambiando el latido cardíaco. Existe una permanente conversación entre el cerebro y el resto del cuerpo”, dice.
Los resultados de esta investigación, indica Hari, permitirán tratar a pacientes que sufren de desórdenes emocionales y así diferenciar el tratamiento según la sensación que experimenten. Ayudan, además, dice Maldonado, a entender mejor las emociones y cómo lidiar con alteraciones mentales y emocionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido! Tus comentarios y reacciones son bien recibidos