lunes, 23 de diciembre de 2013

CRITICA A UNA NAVIDAD


Si la Navidad es sólo una obligada celebración social de no se sabe qué, lo lógico es que se nos haga odiosa. En efecto, una Navidad sin alma y obligatoria, reducida a opíparas comilonas y a una orgía de consumo es lógico que repugnen. Las luces que adornan las calles y los escaparates, los árboles engalanados que adornan plazas y establecimientos, los villancicos como música ambiental, la omnipresente figura de Papá-Noël, los niños y niñas de San Idelfonso cantando el gordo, las angulas o las gulas, el turrón y el cava, los “christmas” de felicitación, la cabalgata de los Reyes Magos, las grandes superficies atiborradas de gente comprando compulsivamente, las obligadas visitas a los parientes, etcétera, etcétera, para una parte significativa de la sociedad se ha convertido en un rito tedioso. De esta forma, la Navidad, hablando en términos sociológicos, se ha convertido en una momia seca, en la que permanecen algunos de los rasgos del difunto, pero ya sin alma y sin vida.
-
Lo que sucede con la Navidad es un síntoma de lo que le está ocurriendo a la civilización occidental: una creación netamente cristiana que ha perdido su alma. De igual modo que a nivel sociológico la Navidad va camino de convertirse en un residuo del pasado, en una costumbre que ha perdido el hálito que le daba vida, los valores sobre los que se ha construido la civilización occidental se encuentran claramente en crisis y, seguramente, por la misma razón por la que la Navidad se convertido en una momia: porque ha perdido vigencia social el sentido de la trascendencia, que, quizá sin darnos cuenta, le daba vida.
-
¿Pero es esto realmente la Navidad?, ¿Que es la Navidad?, ¿Lo sabemos realmente?, ¿Somos conscientes de lo que celebramos?. Yo no te lo voy a decir, porque es algo que cada uno tiene que descubrir por si mismo. Y cuando lo descubras gritaras con gran gozo y alegria a todo el mundo ¡FELIZ NAVIDAD! y parte de esta alegría perdurará en tu corazón el resto del año...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido! Tus comentarios y reacciones son bien recibidos