miércoles, 18 de septiembre de 2013

Encuesta Bicentenario sobre religiones en Chile

Chile continúa siendo un país mayoritariamente católico. Sondeo revela que las personas muestran pocos cambios de creencias.

La encuesta Bicentenario, realizada por la Universidad Católica y Adimark, revela que se mantiene la supremacía de la religión católica en Chile. Además, las personas muestran pocos cambios en sus creencias.

El 67% afirma ser católico, versus el 16% que dice ser evangélico, el 4% que profesa "otra religión" y el 13% que declara "ateo" o "ninguna". Cabe consignar que en el sondeo anterior, de 2006, los católicos eran el 70%, los evangélicos 14% y los que declararon "ateo" o "ninguna" 12%.


Sólo el 13% afirma haber cambiado alguna vez en su vida de religión. La conversión más importante es de católico a evangélico (42%). Le siguen de católico a no creyente (21%), de católico a otra religión no evangélica (13%) y de otra religión o no creyente a católico (4%).

Pocas conversiones derivan de eventos como nacimiento de un hijo, muerte de un familiar, matrimonio o enfermedad. Así, el 62% de quienes pasaron del catolicismo al agnosticismo declaran que este cambio no se debió a ningún evento particular. El paso del catolicismo al evangelismo, por el contrario, sí está motivado: el 60% dice haberlo hecho producto de un evento puntual.

Cerca de un tercio de los encuestados (32%) admite haber adquirido un compromiso religioso más intenso alguna vez en su vida. Se trata de un fenómeno de mayor recurrencia entre evangélicos (46%) que católicos (33%) y que exhibe una diferencia de sexo importante (38% de las mujeres contra el 26% de los hombres). Las cifras según grupo socioeconómico no muestran grandes diferencias.

El 60% considera muy y bastante importante que sus hijos conserven la orientación religiosa que se les ha enseñado. Se trata de una aspiración más fuerte entre las mujeres (67%) que en los hombres (54%) y entre los evangélicos (78%) más que en los católicos (65%)

Conservar la religión de los padres, en tanto, es un deseo compartido por el 56% de los encuestados. Este punto aparece como una aspiración más fuerte en los católicos (65%) que en los evangélicos (60%). Se trata también de una actitud más notoria en las mujeres que en los hombres (62% versus 50%).

Mientras, profesar la misma religión aparece como un motivo más débil a la hora de casarse (50%). Esta opción es defendida con mayor intensidad entre las mujeres que los hombres (54% versus 46%) y casi igualmente por evangélicos (58%) y católicos (56%).

El 72% declara que la mayor parte de sus conocidos que no son familiares saben qué religión profesa. Esta cifra es especialmente alta entre católicos (76%) y evangélicos (81%), pero baja entre personas que se declaran ateas o agnósticas (38%).


60% considera muy y bastante importante que sus hijos conserven la orientación religiosa que se les ha enseñado.

Ficha técnica

La encuesta se realizó a nivel nacional entre el 15 de junio y el 13 de julio a 2.012 personas, mediante entrevistas en hogares. Se consideró a toda la población de 18 años y más que habita en las comunas del país, a partir de los datos del Censo 2002. El diseño muestral fue probabilístico estratificado, en cuatro etapas de selección aleatoria. El margen de error es de +/- 2,2%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido! Tus comentarios y reacciones son bien recibidos