domingo, 2 de junio de 2013

Presentación del libro "Tener o ser",

de Erich Fromm


"Erich Fromm ha escrito este libro al calor de una circunstancia personal. Su proximidad a los ochenta años, que le lleva a la necesidad de hacer una síntesis de su vida y de su obra, y al mismo tiempo, formular una crítica al fracaso de la gran promesa en el crecimiento ilimitado, condena el consumismo y la idea de que la humanidad, para sobrevivir, debe aceptar la finitud de los recursos naturales», dijo Ramón Tamames en la presentación del último libro del filósofo y psicoanalista Erich Fromm, Tener o ser. El acto, organizado con cierto carácter de homenaje a Fromm por el Grupo de Psicoterapia Humanista, se celebró el viernes pasado en el Ateneo de Madrid, con la participación de González Ruiz, Antonio Vela y Pedro Guilló, psicoanalista.« Tener o ser contiene importantes llamadas de alerta al hombre actual», añadió el señor Tamames. «Le recuerda que tiene un destino diferente al mero hecho de producir y consumir, y aporta una serie de conceptos muy sugerentes, como la distinción que hace entre alegría y placer o entre trabajo y ocio absoluto, ambas categorías igualmente alienantes para el hombre, o su interpretación del temor a la muerte como una transposición del miedo a perder lo que se tiene, lo que se es.»
José María González Ruiz, por su parte, analizó la infraestructura teológica de la última obra de Fromm, en cuanto proporciona los elementos de una nueva visión de la fe, no como una creencia que se posee, sino como una actitud, como un estado en el que el individuo se encuentra.
«Para Fromm, la clave de la vida está en el ser», dijo el señor González Ruiz. «Cristo fue, en este sentido, el héroe del ser. Pero no es éste el modelo que predomina en las sociedades occidentales, sino el héroe pagano del tener. ¿Por qué el mundo occidental se convirtió al cristianismo y ha secuestrado al ser?, se pregunta Fromm. Porque el cristianismo sirve como una disciplina y en algunos casos la fe se convierte en un sucedáneo del acto de amor.»

Escepticismo y ciencia

Los aspectos del libro de Fromm referentes a la salud mental como una aspiración todavía pendiente de realizar por el hombre fueron tratados por Pedro Guilló, quien expresó el pensamiento de que la comunidad científica ha fracasado, tanto en comunicar sus posibilidades de acción a la sociedad como al provocar en ella ciertas actitudes de escepticismo ante los avances y promesas de la ciencia. Mencionó la necesidad de un cambio en la política educativa de la formación que se imparte a los profesionales de la ciencia y aludió al fenómeno de la «titulitis» como un signo más del predominio del tener sobre el ser, y Antonio Vela expuso la dimensión psicoanalista de la obra, fundamental para quien, como Fromm, cuenta con la experiencia de cuarenta años en la práctica psicoanalítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido! Tus comentarios y reacciones son bien recibidos