lunes, 15 de agosto de 2016

21 COSAS QUE NO SABÍA DE EL SALVADOR Y QUE AHORA RECONOZCO

Víctor Rey

volcán izalco, el salvador
Privilegiada vista del volcán Izalco desde el mirador del Hotel Cerro Verde
He recorrido por razones de trabajo, vacaciones y turismo una semana en este hermoso país.  Es la quinta vez que visito Cuscatlán (antiguo nombre de El Salvador).  Aquí he podido reencontrarme con amigos, alumnos y conocer nuevas personas.  El Salvador es reconocido por ser la tierra de las flores y las frutas.  Es un país verde con un cielo azul y nubes blancas. Tiene una oferta cultural muy variada y rica. Posee una riqueza que aparece en cada esquina. Antiguas universidades y centros de estudios de primer nivel.  Museos, conciertos, estadios, exposiciones, teatros y sitios arqueológicos. He podido recorrer sus calles, sus caminos, sus lagos, volcanes, ciudades y pueblos.  También he saboreado su rica variedad de comidas y bebidas. La música y el baile es algo especial, sin nombrar a sus fiestas patronales que dan mucha alegría a este lindo pueblo. He podido comprobar el avance y progreso del Pulgarcito de Centroamérica como lo bautizó nuestra Premio Nobel, Gabriela Mistral. No parece que este pequeño país estuvo en guerra por casi 20 años y que la naturaleza a través de sus volcanes y huracanes lo ha azotado varias veces.  Su historia también es apasionante y uno asocia a este país inmediatamente con Monseñor Romero, el poeta Roque Daltón y el futbolista "Mágico" González.  Pero el Salvador es mucho más. Es el país de la media hora, es decir todo está a treinta minutos: las playas, las montañas, los lagos, las ciudades, etc.  Si tuviera que definir a este destino en una sola palabra sería HOSPITALIDAD. Sí, en letras mayúsculas.  Su gente es noble, cariñosa y amable.  No se siente la inseguridad y la violencia que nos tienen acostumbrados los medios de comunicación. Realmente quiero volver a este país y animo a mis amigos y amigas para que lo visten.  No se arrepentirán y les pasará lo mismo que a mi, querrán volver pronto. Durante el recorrido por estas tierras pude aprender varias cosas. 
  1. Su moneda oficial es el dólar desde el 2001.
  2. Desde Sonsonate hasta Concepción de Ataco se pueden recorrer los pueblos que componen la Ruta de las Flores. Son 35 km visitando pueblos coloniales y súper pintorescos.
  3. El famoso volcán Izalco, que estuvo emanando lava durante años, se apagó justo un día después que el Hotel Cerro Verde hiciera su inauguración. Finalmente cerró sus puertas al turismo en 1997 por pérdidas económicas y porque un terremoto destruyó gran parte de sus instalaciones. Tiene un mirador privilegiado que da al volcán.
  4. El lago de Coatepeque tiene agua de color azul intenso, pero en ciertos momentos llega una especie de algas que lo convierten de color turquesa como si fuera el agua del caribe.
  5. Los huevos de las tortugas son muy codiciados por los restaurantes de todo El Salvador por considerarlos una exquisitez, por eso el gobierno compra grandes cantidades a asociaciones y viveros para que los incuben, los protejan y liberen tortugas con dos o tres días de vida al mar.
  6. El Salvador tiene una de las mejores playas del mundo para hacer surf. Queda en el departamento de La Libertad y se llama El Tunco.
  7. La pupusa es el plato tradicional del país. Está hecha a base de maíz o de arroz y adentro puede llevar, pollo, queso, frijoles o loroco.
  8. Ryszard Kapuscinski, famoso periodista polaco, escribió un libro llamado la “Guerra del Fútbol”, basado en un conflicto político que hubo en 1969 entre El Salvador y Honduras y que duró apenas 100 horas. Se lo llamó así porque coincidía con un partido clave para la clasificación para el mundial.
  9. El salvadoreño tiene una sonrisa pegada al rostro, es amable, respetuoso, muy servicial y les encanta conversar con los viajeros.
  10. En los buses (llamados rutas) ponen reggaetón a todo volumen. 
  11. Cuando escuches que por la calle gritan “A cora, cora” es que lo que venden vale 0,25 centavos de dólar. Es una deformación de la palabra quarter de dólar.  También cuando dicen "chivo" quiere decir que es algo bueno.  Cuando dicen "cabal", que es algo exacto.
  12. En El Salvador está la Joya de Cerén, declarada la Pompeya de las Américas. La historia cuenta que Joya de Ceren es un sitio arqueológico precolombino de los más importantes dentro de Mesoamérica porque muestra cómo era la vida de la gente común. Fue habitado por un pueblo agrícola, y después abandonado en el año 250 por causa de la erupción de un volcán. En el año 1993 la Joya de Cerén fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
  13. San Salvador es la ciudad capital más antigua de Centroamérica. Fue fundada el 18 de Junio 1524 por el conquistador Pedro de Alvarado.
  14. Según un estudio, El Salvador es el cuarto país más feliz del mundo.  Y se nota en su gente alegre y sencilla.
  15. La guerra civil que duró desde 1980 hasta 1992 dejó más de 80.000 muertos. Hoy en día viajar por El Salvador es bastante seguro y tranquilo.
  16. Y tal vez la más importante es la que se refiera a los Mara Salvatrucha, generalmente abreviado como MS, Mara o MS-13, una organización internacional de pandillas criminales que se originó en Los Ángeles, USA. Mara es utilizado comúnmente como sinónimo de “grupo de amigos” y Trucha es una palabra popular que significa “estar alertas”.
  17. A las 5,15 horas de la mañana, amanece y uno es despertado por el cántico de la diversidad de pájaros que existen en este país.
  18. En 30 minutos se puede estar en la playa y puerto de la Libertad desde San Salvador.  Almorzar ahí, bañarse y pasear por sus terrazas y volver a tomar el café o la "once" como decimos en Chile a las 18 horas.
  19. 19.  El Salvador tiene una de las mejores temperaturas del mundo.  es muy agradable y en la noche solo se necesita a veces un sueter  o chaleco para cubrirse.
  20. Es el país más poblado de la región.  En sus 21.481 kilómetros de de superficie viven 6.521.000 habitantes.  Sin contar a los 2.000.000 millones de salvadoreños que viven en Los Estados Unidos.
  21. Su símbolo nacional es el monumento al Divino Salvador del Mundo que se encuentra ubicado en la Plaza de las Américas.  Fue inaugurado el 26 de noviembre de 1942.  El terremoto de 1986 lo derribó, pero fue reconstruido.  En frente se encuentra un busto de Monseñor Romero.  Y en ese lugar se realizó la ceremonia de su beatificación en mayo del 2015.



Manifiesto de Costa Rica




"Un pueblo que oprime a otro pueblo no puede ser libre"
Dijo el Inca Yupanqui a los españoles.

Quienes participamos del III Seminario Internacional Culturas y Desarrollo, del III encuentro de la Red de Interculturalidad, del IV encuentro de la Red de Trabajo con Pueblos Indígenas, del IV encuentro “Sociedades en Cambio”, y del V encuentro interreligioso de educación para paz” reunidos en Heredia y San Ramón, Costa Rica, bajo el tema “Territorios Culturas y Buen Vivir: desafíos desde las identidades y saberes diversos” en respeto a larga lucha de los pueblos de América Latina y Caribeña y dando seguimiento a lo planteado en la Declaración de Barbados – Por la Liberación del Indígena, de 1971, en el Primer Manifiesto de Tiahuanaco de 1973, venimos a manifestar lo siguiente:

I - Nos preocupa:
  • El debilitamiento de los procesos democráticos en Latinoamérica, dado por prácticas de corrupción, despotismos, represión y autoritarismo que buscan sobrepasar la legitimidad de la voluntad del pueblo, que pone en riesgo los avances sociales y los derechos humanos, como son por ejemplo las políticas antidemocráticas que en este momento intentan desplazar a la presidenta Dilma Rousseff, en Brasil, haciendo lo mismo que intentaron en varios países de Latinoamérica, como Venezuela, Haití, Ecuador, Honduras y Paraguay.

  • El recrudecimiento del dolor en la sociedad, dado por políticas neoliberales promocionadas por grandes empresas productivas, mediáticas, asociaciones empresariales nacionales y multinacionales ligadas a la exploración de riquezas naturales o interesadas en la privatización de bienes comunes de uso colectivo como la salud, la seguridad social, la educación, la comunicación y transporte público impulsadas por las clases políticas que se apoyan en el sistema judicial, en los grandes medios de comunicación y en algunos sectores religiosos

  • El alto grado de corrupción que afecta nuestras sociedades y que demuestra la deficiencia del sistema político. Nos preocupa, también, que en nombre del combate a la corrupción grupos políticos se aprovechen para poner en práctica políticas y acciones contra los intereses de las mayorías sufridas de nuestra gente.

  • El abandono y deterioro de la articulación de Gobiernos y Estados con el amplio espacio de movimientos sociales y grupos de representación de minorías. De esa manera se impide el fortalecimiento de una práctica política que tienda a la heterogeneidad de cosmovisiones y marcos de representación cultural presentes en nuestras sociedades.
  • La escalada violenta en contra de sindicalistas, líderes indígenas, campesinos y campesinas, líderes religiosos, estudiantes, mujeres, jóvenes negros, homosexuales, ambientalistas y periodistas, que están siendo criminalizados y asesinados en muchos países de América Latina, y sus verdugos declarados frecuentemente impunes.

  • La indiferencia criminal frente a la migración de miles de personas, que arriesgan sus vida por alcanzar una vida mejor, tales como los haitianos, colombianos y especialmente por los niños y niñas de Centroamérica que se dirigen a Estados Unidos y otros países, corriendo enormes riesgos sin que los Estados muestren voluntad de superar con responsabilidad las causas de esta tragedia humana.
  • El incremento de la intolerancia y la arbitrariedad moralista, que busca excluir amplios sectores, lo que constituye una violenta discriminación que atenta contra la pluralidad de la sociedad. Victimas de tal discriminación son sobre todo las mujeres y hombres LGBT, las personas con discapacidad, los niños y las niñas, las personas mayores, los negros y las negras, los pueblos originarios, gitanos, entre tantos otros.

  • El clima de violencia naturalizada en las localidades y ciudades, asociada a la narcoactividad, a las pandillas, a grupos paramilitares que colocan a algunos países latinoamericanos en la lista de los más violentos del planeta. Esta situación ha servido de excusa para la aplicación de políticas de seguridad represiva, coercitiva y de atropello a la dignidad de las personas, especialmente a los más jóvenes, lo cual profundiza el clima de violencia naturalizada.

  • La carencia de políticas públicas que promuevan el reconocimiento de la diversidad cultural y religiosa, con el objetivo de fomentar una cultura democrática donde el pluralismo secular y religioso no sea visto como un problema, sino como una posibilidad para la convivencia y el cultivo da la democracia y de la paz.

  • El incumplimiento de derechos internacionales soberanamente asumidos por gobiernos de nuestra región, como es el Convenio 169 de la OIT, manteniendo a quienes deberían tener tales derechos asegurados, bajo el silencio y la omisión de los Organismos Internacionales.

II – Llamamos a escuchar y movilizar.
En este contexto de amenaza a la democracia y de riesgo para la vida de muchas personas, convocamos a los ciudadanos y ciudadanas a sumar esfuerzos orientados a la escucha, al reconocimiento y a la solidaridad.
Los proyectos de desarrollo en curso en nuestra región vienen generando devastación de la naturaleza y de los saberes de las tradiciones, hay una correlación estrecha entre pérdida de biodiversidad y erosión lingüística y cultural. En este sentido hay que superar la colonialidad que viene comandando las relaciones entre pueblos, clases sociales, culturas. Es urgente promover una aproximación que sólo la escucha atenta y empática nos permite. Tal aproximación será posible desde esos grupos de donde emanan nuevos y renovados conceptos, ideas prácticas y propuestas con otros horizontes de sentido para la vida.
En este sentido escuchemos a los pueblos que nos emplazan para estar:
  • En contra del colonialismo interno que conforman nuestros países/sociedades y nos ofrecen la propuesta de Estados plurinacionales.
  • En contra de la idea eurocéntrica de “dominación de la naturaleza” y, nos ofrecen una propuesta de la naturaleza como portadora de derechos (los “derechos de la Madre Tierra”)
  • Más allá de la reforma agraria, nos ofrecen la propuesta de “autonomía, tierra y libertad”
  • Más allá de la naturaleza como objeto o como recurso, nos ofrecen la idea de Madre Tierra que nutre y alimenta a la vida.
  •  Más allá de la defensa de la vida humana de modo antropocéntrico, nos ofrecen el sentido del respeto, cuidado y valorización de todas las formas de vida y nos invita a vincular los derecho humanos con los derechos de la tierra (buen vivir, sumak kawsay, suma qamaña...)
  • Más allá de los procesos de colonización que someten a pueblos y culturas, nos proponen la interculturalidad, la reciprocidad, la complementariedad y la gratuidad/gratitud, valores que van más allá del monoculturalismo y de las políticas multiculturales tan de moda en el posmodernismo.
Con esta fuerza amorosa, valiente y persistente de los pueblos, nos moviliza para hacer desde la interculturalidad, la deseada transformación de nuestra realidad, alcanzando el buen vivir para todas y todos. 


viernes, 12 de agosto de 2016

Entrevista a Víctor Rey en Diario Co Latino de El Salvador

“Debemos revalorar el concepto de paz. La paz es un equilibrio”
Victor Rey, chileno, profesor de Filosofía y miembro de la Red Continental Cristiana por la Paz Foto Diario Co Latino / Jorge Rivera.

“Debemos revalorar el concepto de paz. La paz es un equilibrio”

@RosmeriAlfaro
El tema de la violencia ha cambiado en el mundo. Las potencias de Estados Unidos y la Unión Soviética, la guerra fría y las armas nucleares, fueron algunas de las primeras preocupaciones a nivel mundial por buscar la paz.
Luego, con la caída del muro de Berlín, muchos de esos esfuerzos se vinieron abajo, y fue hasta hace algunos años que otra vez ha resurgido la preocupación en el continente  y sobre todo en Centroamérica, que tiene los índices de violencia más altos, la búsqueda de la paz.
Los cristianos siempre se han caracterizado por buscar la paz, afirma el representante de la Red Continental Cristiana por la Paz, Víctor Rey. Una red abierta a toda persona de buena voluntad sea creyente o no que busca la paz. La red que nació en Chiapas, México, en 2009, fomenta la búsqueda de la paz en diferentes países del continente americano, para ello se desenvuelve en varias áreas de trabajo, una de ellas es la investigación con la creación de un centro de documentación que enlace a centros de formación entorno a la paz.
Otra de las áreas es la formación. La red desarrolla diplomados en el diálogo interreligioso y cursos online para los interesados en el tema de la paz. Asimismo, fomenta el trabajo con los jóvenes, siempre en esta área.
La violencia de hoy en día es generada por la pobreza, hay muchos ataques por robar por el tema del consumo. Otra de las situaciones que generan violencia son las frustraciones que viven las personas a diario, lo cual les genera estrés, uno de los factores causantes de la pobreza en Latinoamérica afirmó Rey en su blog.
“Estos ciudadanos, estresados por conflictos en las calles y en el trabajo, pueden actuar de forma alterada con sus familias, creando constantes situaciones de crisis con sus hijos, quienes posteriormente podrían repetir estos comportamientos, colaborando con el círculo vicioso de la pobreza”, indicó en su artículo el estrés, aliado de la pobreza de Latinoamérica.
Según Rey, la política, la economía, familia, educación fueron instrumentos fuertes en los ochenta incluso en los noventa pero hoy en día están en una crisis global. También hay una crisis de esperanza, afirma, esto debido a que las personas, sobre todos los jóvenes, no tienen grandes deseos para vivir.
“El Salvador es un país muy hermoso y lindo pero percibo mucho ejército en las calles”, dijo Rey. Según él, los países pobres deberían invertir en educación, salud, en la jubilación de los más pobres, ya que una de las fuentes que más generan violencia es la pobreza, “por eso deberíamos invertir recursos en eso” pero no se hace, expresa, ya que se gasta mucho dinero en armas militares.
“Aparentemente la violencia no se ve. No me siento amenazado ni inseguro y leo los diarios que dicen que son 25 jóvenes diarios los que mueren, no me ha tocado verlo, pero parece que es una realidad”, señaló.
“Se debe revalorar el concepto de paz porque cuando pensamos en paz se debe aspirar a tener equilibrio y armonía”, dijo.
De acuerdo con Rey el primer territorio de paz es el cuerpo debido a que para llevar paz se debe tener paz con uno mismo. “Nadie da lo que no tiene”, agregó.
Para Rey es importante tener armonía con Dios, con uno mismo y con el medio ambiente, “ya que somos parte de la naturaleza y por eso no debemos verla como algo separado. Sin eso no podemos vivir”. A la vez agregó que los humanos deben valorar que no son la cumbre de la creación si no que son parte.
Para Rey, la paz tiene que ver con el buen vivir y esto con el amor por lo que los seres humanos deben aprender a amar, algo que se según él se ha visto afectado con la propaganda.
“Se habla mucho del poseer, de qué será ser feliz teniendo cosas y personas, y no es así, uno debe amar a los seres humanos y no amar las cosas”, expresó.
En El Salvador, la red trabaja junto a universidades y la iglesia bautista Emmanuel la cual desarrolla trabajos en lugares más vulnerables del país.
Otra de las instituciones que apoya la búsqueda de la paz es FUNDAMER, una organización movida por el espíritu ecuménico y la defensa de la libertad de culto, como expresión del espíritu humano, destinada a la promoción de los valores y la dignidad humana.
“Me encanta El Salvador porque es un país pequeño y hermoso geográficamente, sus playas hermosas, volcanes, montañas. Tienen una gastronomía y una cultura muy rica”, sostuvo Rey quien expresó que la primera vez que escuchó en su vida de El Salvador fue en la universidad, cuando encontró un librito de poesía del salvadoreño Roque Dalton cuya muerte lamentó mucho por morir tan joven y trágicamente.
Para Rey la guerra que vivió el país es uno de los temas que lo ha impactado mucho, al igual que saber que estudió en la misma universidad que el beato Oscar Arnulfo Romero, en Chile.
“Este país tiene mucha potencialidad, han logrado reconciliarse después de tantos años en guerra y no da la impresión que estuvo en guerra, está reconstruido totalmente aparte que El Salvador es parecido a Chile que hay muchos terremotos y todo está muy perfecto y no se notan esos signos”, dijo. Según Rey, hay que amar a Dios, al prójimo, a sí mismo y el medio ambiente. “La paz es un equilibrio”, añadió.
“Tienen un territorio muy lindo y tienen que disfrutarlo. Gracias a Dios que con un granito de arena he podido aportar acá en El Salvador. La agenda no es solo de la iglesia, sino que de toda la sociedad que busca encontrar la reconciliación y la paz”, concluyó el representante de la Red Continental Cristiana por la Paz.

Cuatro gestos para ser feliz, según los últimos hallazgos en neurociencia

¿Escéptico del 'coaching'? Estas claves apelan a su cerebro. Un abrazo largo libera endorfinas

Con la moda del coaching y de la psicología positiva han entrado en circulación recetas prácticas que prometen hacernos sentir mejor y convertirnos en personas más felices. Aunque son procedimientos sencillos y no por ello menos eficaces, algunos escépticos desconfían de estas teorías relacionadas con el comportamiento y piden “más ciencia”. Pues bien: resulta que para ellos también existen algunos rituales con los que amplificar ese sentimiento subjetivo de bienestar que llamamos felicidad, ya que sus argumentos están amparados por la neurociencia.
En el libro The Upward Spiral, el neurocientífico e investigador Alex Korb aborda la depresión desde la neurología aplicada a la vida cotidiana, una perspectiva muy diferente de la que estamos acostumbrados. Su teoría parte de todos esos entresijos e intercambios químicos que tienen lugar entre neuronas y neurotransmisores y que a los demás nos suenan demasiado científicos como para asimilarlos tan fácilmente. Pero el propósito de este profesor de la Universidad de California (UCLA), en EE UU, es el de hacernos entender cómo, con pequeños cambios, podemos influir en nuestro estado de ánimo. El autor habla de crear una “espiral ascendente” con la que ir generando cambios positivos que nos alejen de esa actitud negativa que nosotros producimos y que nos conduce hacia la tristeza y el malestar. Para conseguirlo, Korb relaciona cuatro rituales:

PREOCUPARSE ES BUENO

Don’t worry… Be happy, la famosa canción de Bobby McFerrin. no se corresponde a la realidad, según Korb. Preocuparse no es malo ni nos aleja de la felicidad. El neurocientífico explica cómo las emociones negativas activan zonas similares en el cerebro. Sentimientos tan dispares como el orgullo, la vergüenza o la culpa tienen consecuencias similares a nivel neurológico y, consecuentemente, anímico. No sucede así, en cambio, con la preocupación, cuyas consecuencias son menos perniciosas en la medida en que el cerebro entiende que estamos en el proceso de dar solución a nuestros problemas. Según el investigador, “preocuparse alivia el sistema límbico al aumentar la actividad de la corteza prefrontal y disminuir la de la amígdala; sentir esta ansiedad significa que estás haciendo algo al respecto, que es mejor que no hacer nada”. Desde la psicología social también se habla en este caso deresolver favorablemente una disonancia cognitiva. Según esta teoría, elaborada por el psicólogo Leon Festinger, aceptamos de buen grado una solución que a priori parece negativa para nosotros con tal de ser congruentes con nuestras propias decisiones: “El malestar de la preocupación lo convierto en una suerte de responsabilidad y autocontrol que me hace sentir bien”.

1. Hacer una lista de cosas por las que nos sentimos agradecidos

Sentirse mal es una tendencia, pero darle la vuelta a la tortilla es tan sencillo como preguntarse: “¿Por qué cosas me siento agradecido?”. Al hacerlo, Korb asegura que se consigue aumentar la densidad de las neuronas y la inteligencia emocional, lo cual ayuda a mejorar las relaciones personales. Pero además, y muy importante, incrementa la presencia y actividad de la serotonina y de la dopamina –sustancias involucradas tanto en la motivación como en la sensación de placer y felicidad– en los centros de recompensa del cerebro. Pero el investigador de la UCLA no ha sido el único en buscar maneras de aumentar los niveles de estas prescindiendo de medicamentos. Actualmente existen teorías que relacionan su presencia en el cerebro con nuestra alimentación. Sin ir más lejos, se ha demostrado que la cerveza es una liberadora natural de dopamina. Lo descubrieron en un estudioneurofarmacológico de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana. Su director, el profesor de Neurología David A. Kareken, comprobó que un solo trago de esta bebida aumenta la producción de este neurotransmisor.

2. Identificar la emoción

Darle nombre e incluso etiquetar lo que sentimos ayuda mucho más que reprimirse o disimular fingiendo que nada sucede. En este último caso quizá consigamos engañar a alguien, aunque no lograremos aplacar nuestro hiperexcitado sistema límbico (el encargado de regular las emociones). Verbalizar las inquietudes mediante categorías o metáforas produce unos cambios mucho más significativos en nuestro cerebro: “Reconocerlas conscientemente reduce su impacto”, explica Kevin N. Ochsner, neurocientífico de la Universidad de Columbia. Por otra parte, Moria J. Smoski, del Centro Médico de la Universidad de Duke, realizó una investigación junto a un grupo de colaboradores en el que sometieron a resonancias magnéticas a varios individuos para estudiar su actividad cerebral; los resultados arrojaron que los desórdenes del ánimo se reflejaban en alteraciones de la actividad del sistema límbico. Al igual que Ochsner, encontraron que la aceptación de las emociones ayuda a regular su efecto negativo. Esta es una de las razones por las que esta práctica se utiliza con éxito en el tratamiento de la depresión con psicoterapia.

3. Tomar decisiones

Tomar decisiones y establecer objetivos activa un mismo circuito cerebral dentro de la corteza prefrontal, y lo hace de forma positiva, reduciendo la ansiedad y el estrés
Cuando decidimos algo, cerramos un episodio angustioso de incertidumbres y miedo al posible fracaso vinculado a la opción que vayamos a tomar: apostamos por una carta y estamos dispuestos a asumir las consecuencias. Eso en el plano mental. En el cerebral, tomar decisiones y establecer objetivos activa, según el neurocientífico, un mismo circuito cerebral dentro de la corteza prefrontal, y lo hace de forma positiva, reduciendo la ansiedad y el estrés. Pero hagamos un inciso: decidir no es siempre triunfar. Como bien ha indicado el eminente profesor de Psicología Positiva de Harvard Tal Ben-Shahar, “la perfección es la enemiga de la felicidad”. Bastará con tomar decisiones lo suficientemente buenas. Para ello, nada como entrenarse en meditación: en el año 2014, la revista Psychological Science ya publicó los beneficios de esta práctica a partir de las investigaciones de Andrew C. Hafenbrack.
Este doctor, experto en Psicología de las Organizaciones, realizó unainvestigación en la Universidad de Singapur por medio de la cual descubrió que15 minutos de meditación mindfulness diario contribuye a tomar mejores resoluciones, en la medida en que se considera la información disponible en el momento presente. “El mindfulness da tiempo al cuerpo estriado y a la corteza prefrontal para tomar la mejor decisión neuroeconómica o la más inteligente para la salud y el bienestar a largo plazo”, apostilla.

4. Abrazar sin pudor

En la edad adulta perdemos la costumbre infantil de abrazar a otra persona, y con ello prescindimos también de uno de los ejercicios más simples de la vida con los que secretaremos hormonas implicadas en combatir el dolor, como la oxitocina. El contacto físico con otras personas es más importante de lo que podamos pensar. Un abrazo largo y sentido nos dará sensación de bienestar y nos hará sentir queridos y a salvo, en parte por la liberación de endorfinas y dopamina. Pero además, ayuda a mejorar el sistema inmunológico. Esto se ha comprobado empíricamente. Sheldon Cohen, profesor de Psicología y director del laboratorio del estudio de Estrés, Inmunidad y Enfermedad de la universidad americana Carnegie Mellon (Pensilvania, EE UU), analizó el efecto de estas muestras de afecto en 404 personas. Los resultados de su investigación, publicada en Psychological Science hace unos meses, sugieren, según sus propias palabras, que “sentir un abrazo de alguien en quien confiamos es una manera efectiva de reducir el estrés, y que aquellos que reciben más abrazos están de algún modo más protegidos frente a las infecciones”.

jueves, 11 de agosto de 2016

Leonardo Boff, “Premio Nobel Alternativo” 2001

“Los Juegos Olímpicos son una vergüenza para Brasil”

 afirma Leonardo Boff

Leonardo Boff

LEONARDO BOFF

Credito: Archivo

10 de Agosto.- Vive en la ciudad que por estos días es sinónimo de juegos olímpicos, la primera sede sudamericana de la tradicional competencia deportiva. Sin embargo, en plena euforia olímpica, Leonardo Boff dejó Río de Janeiro para participar de una serie de conferencias en Argentina. Desde el país vecino, criticó el actual rumbo de Brasil y reivindicó a los grandes ausentes en la ceremonia de apertura.
Leonardo Boff es doctor en teología, profesor, conferencista y escritor. Es autor de decenas de libros y se cuenta entre los fundadores de la Teología de la Liberación, a la que desde hace décadas le incorpora una profunda mirada ecológica. Ha asesorado a movimientos populares, y colaborado con el PapaFrancisco en  la encíclica Laudato Si. "Por sus ideas y trabajo para advertir los vínculos entre la espiritualidad humana, la justicia social y el cuidado del ambiente", en 2001 fue galardonado en Suecia con el Right Livelihood Award, conocido también como “Premio Nobel Alternativo”. Tiene 78 años y viaja por el mundo invitado a participar de distintas actividades donde el ambiente, la educación y la justicia social son ejes convocantes.
Desde ayer está en Argentina participando de una serie de actividades en distintas ciudades del país. Tras su primera presentación, Leonardo Boff afirmó para la Fundación Right Livelihood Award: “Los juegos olímpicos están creando una gran vergüenza para el gobierno de Brasil porque los dos que han propiciado que vinieran los juegos, que fueron Lula da Silva [ex presidente] y Dilma [Rousseff, suspendida en su mandato y sometida a juicio de destitución] ni siquiera han podido participar”, reseña una nota de la oficina de prensa en español de la Fundación Right Livelihood Award. 
Después de destacar a los últimos mandatarios elegidos en las urnas, el teólogo siguió: “Y el actual presidente [Michel Temer], que es el vicepresidente que usurpó la presidencia, estaba ahí presente en la inauguración, pero ignoto. Pidió que ni siquiera citaran su nombre porque preveía el rechazo total de la población, cosa que de hecho ocurrió. Entonces es complicado hacer juegos que significan fraternidad, cooperación, humanidad, dentro de una situación de gran conflictividad como la brasilera”.
Leonardo Boff también se mostró decepcionado por la negativa del Comité Olímpico Internacional (COI) a realizar un minuto de silencio durante la apertura de los juegos, en conmemoración de las víctimas de Hiroshima. Cuando las Olimpíadas estaban comenzando en Brasil a las 20 horas del día 5 de agosto, en Japón eran las 8 del día 6, momento en el que, 71 años atrás, Estados Unidos lanzaba la bomba atómica Little Boy sobre la ciudad de Hiroshima. Desde Brasil, Boff había sido uno de los impulsores del “grito silencioso contra las guerras”, junto a Chico Whitaker, cofundador del Foro Social Mundial (FSM) galardonado con el Right Livelihood Award en 2006; yTakashi Morita, presidente de la Asociación Hibakusha Brasil por la Paz.
“Estamos en un vuelo ciego, no sabemos hacia dónde vamos”, siguió Boff. “Lo que sí sabemos es que es una rearticulación de los grupos más conservadores y excluyentes de la sociedad. Son los grandes plutócratas, los ricos de la nación, que están en sintonía con la tendencia mundial que va hacia gobiernos más autoritarios, con ajustes económicos muy duros que sacrifican al pueblo y que significan una dictadura del capital. Ésta crea víctimas por todas partes y destruye los lazos de fraternidad mínima que estaban construyendo las bases con las políticas sociales, con la integración en la educación y la salud. Todo eso está siendo desmontado y contra eso hay que resistir, criticar, no aceptar. Son otros tiempos y hay que aprender las lecciones de la historia”.